La Crisis en Salud y la Inminente Necesidad de un Nuevo Modelo de Atención

Posted on noviembre 08, 2018 at 16:21 PM

La principal preocupación de la medicina en su sentido más amplio son los problemas de salud y enfermedad, y más específicamente, de los mecanismos y procesos mediante los cuales se mantiene la salud o se desarrolla la enfermedad. Salud y enfermedad son conceptos relativos que no se prestan fácilmente a una definición simple. Se ha propuesto la siguiente formulación “Salud y enfermedad no son entidades estáticas sino fases de la vida. Salud, consiste en la capacidad del organismo para mantener un equilibrio en que puede estar razonablemente libre de dolor indebido, malestar, discapacidad o limitación de la actividad, incluida la capacidad social.”

El modelo de atención en salud en nuestro país está centrado en lo que por muchos años hemos conocido como el Modelo Biomédico, el cual se centra en el estudio y tratamiento de las enfermedades, considerando éstas como entidades propias independientes de los pacientes, considera al cuerpo humano como una estructura anatómica con aspectos morfológicos y funcionales bien definidos, a la enfermedad como una lesión morfológica y/o funcional, y al profesional de la salud como el profesional técnico que la repara. En los últimos años la medicina ha logrado grandes avances en el proceso de elucidar la fisiopatología detrás de diversas enfermedades y el desarrollo de tratamientos de vanguardia. Sin embargo, los esfuerzos realizados por nuestro sistema de salud para tener una sociedad saludable no están dando los mejores resultados.

Ante tal crisis los sistemas de salud en el mundo están asumiendo el reto de ampliar el enfoque de la enfermedad, donde se tomen en cuenta los factores psicosociales que afectan en la salud del paciente sin dejar de lado los grandes avances que el modelo biomédico nos ha brindado.

El modelo de atención de salud al que están migrando en la actualidad muchos países es el Modelo Biopsicosocial, el cual tiene sus inicios con el cambio de paradigma científico general que se inició en el siglo XX con la Teoría General de la Relatividad y el principio de incertidumbre de la física cuántica. Las bases del modelo en esta nueva forma de entender las enfermedades no se contradice con la biomédica, sino que la complementa.

En la actualidad, las necesidades de salud de la sociedad no se están cumpliendo y la investigación biomédica no está teniendo un impacto suficiente en términos humanos. Esto se suele atribuir a las carencias obvias de los sistemas de prestación de atención de salud existentes. Pero esto ciertamente no es una explicación completa, ya que muchos de los que tienen acceso adecuado a la atención médica también se quejan de que los médicos carecen de interés y comprensión, están preocupados por los procedimientos y son insensibles a los problemas personales de los pacientes y sus familias. Las instituciones médicas son vistas como algo impersonal; cuanto más prestigiosas en la investigación biomédica, más comunes son estas quejas por los pacientes.

La crisis de la medicina se deriva de la creciente contradicción entre muchos médicos que tiene una preparación excelente en los aspectos biomédicos de la enfermedad, pero carecen de ciertos atributos esenciales para una buena atención al paciente. Actualmente muchos profesionales de la salud en el mundo reconocen que estas cualidades no pueden ser aportadas trabajando y formando profesionales de la salud solo dentro del modelo biomédico.

Por otro lado, investigadores le atribuyen directamente al reduccionismo biomédico y al dominio profesional de sus partidarios sobre el sistema de atención médica, prácticas indeseables como la hospitalización innecesaria, el uso excesivo de medicamentos, la cirugía excesiva y la utilización inadecuada de las pruebas de diagnóstico. Si bien el reduccionismo es una herramienta poderosa para la comprensión, también crea una profunda falta de comprensión cuando se aplica de manera imprudente. El reduccionismo es particularmente dañino cuando descuida el impacto de las circunstancias no biológicas sobre los procesos biológicos, y algunos resultados médicos son inadecuados no porque falten las intervenciones técnicas adecuadas, sino porque nuestro pensamiento conceptual es inadecuado.

El modelo dominante actual es el Modelo Biomédico, y no deja espacio dentro de su marco para las dimensiones sociales, psicológicas y de comportamiento de la enfermedad. Se propone un Modelo Biopsicosocial que proporciona un plan para la investigación, un marco para la tecnología y un diseño para la acción en el mundo real de la atención médica.

“Tratemos a la Persona Enferma No la Enfermedad en la Persona”

 

 

 

Be the first to comment “La Crisis en Salud y la Inminente Necesidad de un Nuevo Modelo de Atención”

Conclusiones del Congreso Internacional Sobre el Dolor 2018

Posted on Sep 14 2018 at 5:49 pm

El TEMA CENTRAL del año 2018 de la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor [...]

Read More

No hay Tratamientos malos sino malos Diagnósticos

Posted on Ago 04 2018 at 4:52 am

Es importante aclarar que EL DOLOR SE PUEDE TRATAR, que VIVIR CON DOLOR NO ES [...]

Read More

La Disonancia Cognitiva detrás de “El Dolor No Se Bloquea Se Entiende”

Posted on Jun 01 2018 at 4:50 am

El tratamiento del dolor requiere de un inminente cambio de un modelo de atención BIOMÉDICO [...]

Read More